¿Es verdad que año de nieves, año de bienes?

La nieve es, junto con el arcoíris, el meteoro que más simpatías despierta entre la gente. Ya desde pequeños nos gusta verla caer, pisarla, jugar con ella… Tradicionalmente, se la considera un elemento benefactor. El refrán nos recuerda las muchas ventajas que tiene para el campo. El manto níveo actúa de aislante térmico. De ahí que la cubierta de nieve proteja los brotes de los cultivos de las indeseadas heladas y aporte al terreno agua en las dosis justas, lo que garantiza las buenas cosechas a partir de primavera. Distinto escenario pinta la ausencia de nieve en invierno, como pone de manifiesto este otro dicho: El mal año entra nadando. Enero es un mes normalmente frío y seco, por lo que cuando llueve más de la cuenta –y en consecuencia no hace el frío necesario–, nos encontramos en un año atípico en lo meteorológico que no augura nada bueno, pues se trastocan todas las labores agrícolas.

Acerca de Abel Hernández

Consultor en Informática, Director de ¿K'atsiyatá? La Revista Cultural de Papantla, Miembro del Club Rotario de Papantla, Secretario de la Cruz Roja Delegación Papantla, Miembro del Grupo Cultural Papán Real, Coordinador Municipal de Papantla de la Unión de Escritores Veracruzanos, Miembro del Comité Pueblos Mágicos de Papantla. Miembro del Consejo Supremo Totonaco A.C.
Esta entrada fue publicada en ¿Ya lo sabes?, Ciencia y Tecnología, Cultura General, Naturaleza. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s