Maximino el Tracio: un emperador con fama de bestia

Cayo Julio Vero Maximino, conocido como Maximino el Tracio (173-238), fue el primero de los llamados emperadores-soldado. Según el historiador Herodiano, nació en una aldea tracia, hijo de padre godo y madre alana. De ahí le venía su sintonía con los extranjeros. Cuentan las crónicas que padecía gigantismo, tenía una fuerza descomunal y usaba el brazalete de su esposa, Cecilia Paulina, como anillo.

Se hizo con la púrpura tras el asesinato de Alejandro Severo, en el que quizá tomó parte. Su popularidad entre la tropa era enorme y gracias a ella llegó al poder, sin necesidad de un decreto senatorial. Dice Herodiano que tenía el carácter de una bestia salvaje y que era un hombre cruel y sin escrúpulos. Supuestamente, las madres rezaban en los templos con sus niños para que Maximino, que pasó su reinado guerreando en tierras bárbaras, nunca pisara la ciudad eterna. Durante el asedio de Aquilea, sus soldados se amotinaron, le decapitaron junto a su hijo y mandaron las cabezas de ambos a Roma como trofeo.

Acerca de Abel Hernández

Consultor en Informática, Director de ¿K'atsiyatá? La Revista Cultural de Papantla, Miembro del Club Rotario de Papantla, Secretario de la Cruz Roja Delegación Papantla, Miembro del Grupo Cultural Papán Real, Coordinador Municipal de Papantla de la Unión de Escritores Veracruzanos, Miembro del Comité Pueblos Mágicos de Papantla. Miembro del Consejo Supremo Totonaco A.C.
Esta entrada fue publicada en ¿Ya lo sabes?, Cultura General, Historia, Personajes. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s