El velocirraptor caminaba en cuclillas

Hasta ahora se pensaba que la extraña forma de caminar “agachados” de algunos dinosaurios y de las aves actuales era su manera de mantener el equilibrio después de que la cola de los grandes reptiles se acortara progresivamente. Pero un estudio con modelos en 3D dirigido por científicos del Royal Veterinary College de Londres (Reino Unido) y publicado en el último número de Nature contradice esta hipótesis, y afirma que la forma de moverse cambió debido al alargamiento de las patas.

Tal y como se hace eco la agencia SINC, las patas de animales como los Velociraptor se alargaron para la caza o la escalada. Y el crecimiento gradual de las patas de los dinosaurios bípedos hizo que adelantaran su centro de gravedad y les obligó a adoptar la postura en cuclillas típica de sus descendientes las aves, con el fémur prácticamente en posición horizontal.

Para entender cómo evolucionó la manera de caminar de estos dinosaurios, los científicos crearon un modelo en 3D a partir del esqueleto de 17 reptiles arcosaurios, tanto actuales –cocodrilos y aves– como extintos –Microraptor y Archaeopteryx–. El siguiente paso fue añadir “carne” y músculos a este modelo de forma virtual, basándose en los datos obtenidos mediante escáneres de topografía computerizada de sus parientes vivos. Según Vivian Allen, coautor del trabajo, “fue como envolver el esqueleto en papel de regalo, que luego se ‘infla’ para hacerlo más real”. De esta forma se pudo obtener una estimación de la forma y el tamaño de estos animales.

Tal y como reconoce Allen, la gran sorpresa del estudio fue no encontrar relación entre la reducción de la cola y el cambio en el equilibrio. “Lo comprobamos muchas veces con varios métodos, incluso a nosotros nos costó aceptar que la hipótesis de la cola no era correcta”, asegura. Lo que había cambiado el centro de gravedad era que las patas de los reptiles crecieron, sobre todo en especies como el Velociraptor y el pájaro más primitivo, el Archaeopteryx.  Según su colega John R. Hutchinson, lo más llamativo del proyecto ha sido que se ha logrado “reconstruir la evolución de todas las dimensiones corporales de animales extintos de un modo cuantitativo por primera vez.” Y ahora cualquiera puede repetir su técnica, ya que, como declara el investigador, “han compartido los principales métodos e imágenes 3D del estudio para que otros científicos las puedan usar”. “Los fans de los dinosaurios y los científicos saldrán ganando”, concluye.

Anuncios

Acerca de Abel Hernández

Consultor en Informática, Director de ¿K'atsiyatá? La Revista Cultural de Papantla, Miembro del Club Rotario de Papantla, Secretario de la Cruz Roja Delegación Papantla, Miembro del Grupo Cultural Papán Real, Coordinador Municipal de Papantla de la Unión de Escritores Veracruzanos, Miembro del Comité Pueblos Mágicos de Papantla. Miembro del Consejo Supremo Totonaco A.C.
Esta entrada fue publicada en Cultura General, Historia. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s