¿Es verdad que hace un siglo se ingería jabón para adelgazar?

El desconocimiento sobre las verdaderas causas de la obesidad dio lugar a la aparición de las primeras dietas y remedios “milagro” a principios del siglo XIX. Por ejemplo, se recomendaba ingerir jabón tres veces por semana para “disolver las grasas corporales”. En 1903, se comercializaba en Estados Unidos el jabón contra la obesidad La Parle que, según anunciaban sus fabricantes, “reducía la grasa sin necesidad de dietas ni gimnasia”. ¡Y al módico precio de un dólar!

También se hizo popular en aquella época la sal reductora Luisenbad, de la que decían que “lavaba toda la grasa”.

Anuncios

Acerca de Abel Hernández

Consultor en Informática, Director de ¿K'atsiyatá? La Revista Cultural de Papantla, Miembro del Club Rotario de Papantla, Secretario de la Cruz Roja Delegación Papantla, Miembro del Grupo Cultural Papán Real, Coordinador Municipal de Papantla de la Unión de Escritores Veracruzanos, Miembro del Comité Pueblos Mágicos de Papantla. Miembro del Consejo Supremo Totonaco A.C.
Esta entrada fue publicada en Cultura. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s